Volar alto con alas breves: la vuelta al mundo con Itzíar

18.10.2018

R.T.

Es una de nuestras autoras estrella en la exquisita colección Wasabi. Estamos felices de contar con Itzíar Mínguez Arnáiz en Takara, porque es pura magia en las palabras. La complejidad de condensar tanto en muy poco, la maestría en el manejo de los recursos de un género tan maltratado como el haiku por los que no saben ni entienden, convierten a esta originalísima poeta en una lectura actual imprescindible.

En esta breve, pero directa entrevista, tenemos la oportunidad de conocer un poco más de cerca a la autora de La vuelta al mundo en 80 jaikus (y una nana para despertar).

¿Qué es este libro para ti? ¿A quién quieres llegar?

Es un viaje que trata de contener todos los tipos de viaje: el viaje, en sentido real, pero también, en sentido figurado: el viaje interior, el viaje literario, el viaje soñado, el viaje imposible.

Quiero llegar a un lector que no reciba el poema como si fuera un sujeto pasivo sino como parte de este viaje que es la escritura donde busco que se establezca un diálogo con el lector.

Algunas claves, muy breves.

El haiku te obliga a despojarte de lo superfluo, también -como en los viajes- a viajar ligero de equipaje, con las sílabas contadas. La nana en tres actos con la que concluye el libro, da rienda suelta a una prosa más desbocada que de costumbre, más veloz y más lírica. Como resultado de ese choque, tenemos un díptico: por una parte, la mesura del haiku, por otra, la explosión de una nana que pretende ser ruidosa, hacer que mantengamos los ojos abiertos.

Danos el que sea tu preferido o la esencia de los demás.

HABITACIÓN DE HOTEL

ese hogar breve

herencia de otras pieles

lo transitorio

Por Javier Gallego en Profundamente Superficial, sobre "La vuelta al mundo en 80 jaikus (y una nana para despertar)",